COMANDANTE DE AUSCHWITZ: EL CAMPO DE LAS MUJERES

Posted on 11 mayo, 2012

0


Pero la situación de las mujeres era mucho más penosa, mucho más insoportable, porque las condiciones generales de vida en el campo de mujeres eran infinitamente peores en lo que concierne al hacinamiento y las instalaciones sanitarias. Por otra parte, nunca se logró poner orden en el campo de mujeres, precisamente porque, desde el principio, esa espantosa promiscuidad no lo permitió.

El hacinamiento general de la masa era, bajo todos los aspectos, más notorio que entre los hombres. Cuando las mujeres alcanzaban cierto nivel de deterioro, se abandonaban del todo. Como fantasmas, desprovistas de toda voluntad, vagaban entre las barracas o se dejaban llevar por otras. Hasta que un buen día morían. Esos cadáveres ambulantes ofrecían un aspecto terrorífico.

En el campo de concentración femenino, la categoría “verde” tenía algo especial. Al parecer, de Ravensbrück nos habían enviado lo pero de la humanidad: esas mujeres superaban con creces a sus homólogos masculinos en vulgaridad, bajeza y envilecimiento. (…)

Aún hoy las veo participar en la matanza de Budy. No creo que los hombres sean capaces de tal grado de brutalidad. Me estremezco pensando cómo estrangulaban a las judías francesas, cómo las mataban a hachazos y las descuartizaban.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, pag. 127-128)

PREGUNTAS:

  1. ¿Por qué crees que se producía un mayor hacinamiento en el campo de prisioneros? Reflexiona sobre por qué se dedicaría menos esfuerzo al campo femenino.
  2. Explica qué fue el campo de Budy, y a qué se refiere con la matanza de Budy. Fíjate en cómo muestra su repulsión por esa matanza. Pero, ¿quién había organizado el sistema de represión en el campo de Budy? ¿Te parece contradictorio que Höss muestre su repulsa por la acción de unas presas sobre otras y sin embargo, él sea responsable de la muerte de miles de presas debido a las cámaras de gas o a la falta de alimentación?
About these ads