ELIE WIESEL: LA NOCHE

Elie Wiesel, Trilogía de la Noche: La Noche, El Alba, El Día, El Aleph Editores, 2008

Sin duda Elie Wiesel es una de las figuras más conocidas, y también más polémicas, del mundo de los supervivientes de los campos de concentración alemanes. Judío de origen rumano en la  Hungría de entreguerras, los cambios en el país durante el año 1944 le llevaran junto a su familia y miles de otros judíos, a recorrer el universo concentracionario siguiendo la conocida ruta de Auschwitz-Birkenau, y Buchenwald tras la evacuación de los campos orientales. Wiesel ha escrito una de las obras más trascendentales referidas a la experiencia concentracionaria: La Noche. Es sin duda un relato innegablemente válido para conocer de cerca la realidad de la opresión del lager, su naturaleza y capacidad de destrucción humana. Sin embargo también es una obra alejada por sus características del modelo de testimonio que hemos visto en otras ocasiones, obras reflexivas y que tratan de marcar una cierta distancia con los acontecimientos con la finalidad de mostrarse objetivas en el tratamiento del tema. A mi parecer, la obra de Wiesel recorre el camino de la deportación al lager rememorando tanto los acontecimientos como las pasiones que envolvieron esos hechos. Como ventaja la obra gana en un cierto dinamismo, -es una obra fácil de leer, con rápidos cambios de escenario y donde las descripciones no son demasiado exhaustivas ni pesadas-, pero en cambio pierde en valor analítico y en reflexión. Wiesel y su obra es por lo tanto la antitesis de Primo Levi. Eso no reduce la calidad de la obra, considerada la más importante del autor en toda su polémica carrera literaria. Y es que Wiesel no deja indiferente a nadie interesado en el mundo del llamado “Holocausto”. Para unos es el paladín de la defensa del recuerdo de las víctimas del genocidio judío con el objetivo de evitar el olvido. Sus esfuerzos se materializarían no sólo en sus libros, también en la fundación que lleva su nombre, su labor como conferenciante y su apoyo a la creación en Washington del United States Holocaust Memorial Museum (USHMM) junto al expresidente Carter e inaugurado en 1993 por Clinton. Todo ello le habría valido el Premio Nobel de la Paz en 1986. Para otros, esa labor de Wiesel se ve empañada por un excesivo “protagonismo personal”, su afan de monopolizar la interpretación “oficial” del llamado “Holocausto” y ponerlo al servicio de la política exterior y la propaganda del Estado de Israel. Por esos motivos, Wiesel ha sido tradicionalmente objetivo del negacionismo o corriente de pensamiento que niega la realidad del genocidio judío durante la Segunda Guerra Mundial, la existencia de los campos de concentración, o en todo caso reduce drásticamente el número de víctimas y el carácter generalizado de esa represión. Los negacionistas han llegado a afirmar que Wiesel nunca estuvo en los campos de concentración y que se apoderó de la personalidad de un superviviente para vivir a costa del “Holocausto”. No sólo ha sido Wiesel blanco de los ataques negacionistas, también desde las propias filas de una historiografía revisionista sobre el ”Holocausto” como concepto de masas, (es decir, de dominio público utilizado en las escuelas, películas o museos), Wiesel ha sido criticado e incluso vilipendiado. Su enriquecimiento con sus actividades de difusión del genocidio son especialmente consideradas por sus críticos teniendo en cuenta que frente a su alto “caché” otros supervivientes realizan sus conferencias de forma gratuita. En concreto Norman Finkelstein en La industria del Holocausto: reflexiones sobre la explotación del sufrimiento judío, le acusa de ser el principal beneficiario de este concepto de la “industria del Holocausto” capaz de generar negocio al servicio de Israel. Para estos autores, esta conversión del genocidio en objeto comercial sólo habría contribuido a favorecer el negacionismo. Ciertamente Wiesel no siempre ha estado a la altura de las circunstancias y en algún caso sus declaraciones han contribuido más a la polémica, como aquellas en las que afirmaba que no todo lo públicado por él era exacto (afirmación que fue explotada por sus críticos pero que en realidad hay que entender dentro de una cierta libertad literaria como en otros autores, Semprún o Kertesz, sin que eso merme su valor testimonial). Más allá de polémicas sobre el autor y el valor del “Holocausto”, lo que no es objetivo de esta página, La Noche es un libro bien escrito e interesante para conocer el universo concentracionario. Quizás el principal defecto sea el ya comentado estilo visceral, con cierta ira no siempre contenida en la escritura, alejada de la objetividad, y que busca más el carácter heroico de lo acontecido que su mero relato. Esto lleva en algún momento al autor a ”sospechosas” coincidencias que han podido ser utilizadas malintencionadamente por sus críticos. Me refiero por ejemplo a la afirmación de que en las filas donde los judíos eran seleccionados se encontró con el doctor Mengele quien le habría otorgado la salvación. Parece éste un recurso para dramatizar la narración, más que un recuerdo real.

La edición de la Trilogía de la Noche incluye otras dos obras de Wiesel que, aun no tratando el tema de los campos de concentración directamente, son interesantes y nos ayudan a comprender en parte la formación de una cierta corriente ideológica del pensamiento sobre el “Holocausto” de la que hemos visto como exponente a Wiesel. Sobre todo la tercera parte, El Día, nos lleva a los orígenes del Estado de Israel como conclusión lógica al genocidio judío, la construcción de su propio estado como forma de resarcimiento. Sin embago, la obra también nos recuerda como el terrorismo jugó un papel fundamental en esa construcción, siendo muy fácil establecer comparativas con la situación actual en la cuestión palestina.

PARA CONSULTAR LOS FRAGMENTOS DE LA OBRA: LA NOCHE

Be the first to start a conversation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: