YO FUI ORDENANZA DE LOS SS: NIÑOS ESPAÑOLES

Posted on 13 marzo, 2012

0


Los niños españoles fueron los primeros de Europa en ser deportados a un campo de exterminio junto con sus familias. En el mes de agosto de 1940 fueron detenidas en Francia numerosas familias de españoles siendo deportadas inmediatamente a Mauthausen. Eran los primeros deportados del Oeste europeo que entraban en el universo concentracionario. Tan pronto llegaron al campo, mujeres y niñas fueron separadas del grupo, devolviéndolas de nuevo  a Francia, desde donde fueron llevadas a la frontera española, mientras que los chavales y sus padres quedaron en el campo de exterminio. Los cuidados que les prodigaron hombres como Pagés, Escobedo, De Diego, Bonet, Rosciano y el grupo de los llegados por aquella época, junto con los padres de los muchachos, pudieron servir para salvarlos de una muerte espantosa logrando contrarrestar los designios de los SS. Sin embargo, tanto desvelo no pudo impedir la desaparición de algunos de ellos, cuyos padres tampoco se salvarían. Aquellos chicos crecieron y se forjaron en la lucha cotidiana a nuestro lado. Aunque su edad oscilaba entre dieciséis y dieciocho años, eran personas a las que la más terrible de las adversidades había madurado. Fueron estos chavales –que habían visto durante cuatro años los más increíbles horrores, que perdieron allí a sus padres, que conocían todo el mecanismo de Mauthausen- los que sacaron la fortaleza para llevarlos a vivir separados de nosotros. Si bien eran alimentados, vestidos y controlados por la administración SS del campo.

(CONSTANTE, Mariano: Yo fui ordenanza de los SS, Pirineo, 2000, pag. 255-256)

Anuncios