YO FUI ORDENANZA DE LOS SS: SABOTAJES DE LA ORGANIZACIÓN CLANDESTINA

Posted on 20 marzo, 2012

0


Las formas de sabotaje, en las condiciones en las que trabajaban los deportados de la cantera, eran difíciles. Era necesaria toda la astucia de los nuestros para llevarla a cabo, encomendando a cada grupo, a cada compatriota, a cada prisionero, la forma de sabotear sin exponerse demasiado. No eran acciones de gran envergadura, desde luego, pero sí suficientes para “torpedear” los planes de los SS y afianzar nuestra moral. Desde el lapicero roto en las oficinas hasta los mangos de picos y palas, pasando por el descarrilamiento de vagonetas, las herramientas estropeadas en los diferentes talleres del labrado de la piedra y los centenares de punteros que afluían a las herrerías para repararlos; sin contar los bloques de granito estropeados que quedaban inservibles, pero que se cargaban en los camiones y vagones a escondidas de los SS, y los sacos de cemento reventados, cuyo contenido se esparcía por el suelo… Todo era bueno. Y, más tarde, cuando se instalaron los talleres de fabricación de material de guerra el sabotaje alcanzó proporciones incalculables (En esta tarea, a partir de 1943, fueron sin duda alguna los franceses los principales artesanos de aquellas acciones, ya que hombres como Rabaté, Ricol, Valley, Lampe y muchos otros eran verdaderos especialistas en la destrucción o deterioración de las piezas metálicas que fabricaban. Rabaté, por ejemplo, estaba especializado en montar las alas de los aviones de caza Messerschimitt, para lo cual debía taladrar los agujeros necesarios, pero siempre hacía algunos agujeros suplementarios que eran camuflados con una pasta especial. Aquellos orificios menguaban la resistencia del metal originando seguramente algunos de los accidentes que sufrieron luego los aviones de la Luftwaffe. Es de señalar que el responsable –kapo– del grupo de Rabaté era nuestro compatriota Galindo, que no ignoraba ninguna de aquellas actividades.)

(CONSTANTE, Mariano: Yo fui ordenanza de los SS, Pirineo, 2000, pag.73-74)

PREGUNTAS:

  1. ¿En qué consistía el sabotaje? ¿Qué tipo de acciones se llevaban a cabo?
  2. ¿Crees que la mayoría de esas acciones eran efectivas en la lucha contra los alemanes? Entonces, ¿por qué se llevaban a cabo?
Anuncios