SIN DESTINO: UN CRIMINAL MÁS

Posted on 6 abril, 2012

0


Tuve también la ocasión de mirar alrededor, para ver dónde estábamos. La estación parecía limpia y cuidada; el suelo era de guijarros, como es habitual, y tenía unas franjas de césped con flores amarillas, un camino asfaltado, impecablemente blanco, que se perdía en el horizonte. También me di cuenta de que el camino estaba separado del inmenso terreno colindante por una fila de columnas iguales, entre las cuales se extendía una alambrada de púas. Era fácil adivinar: allí debían de estar los presos. Empezaron a intrigarme por primera vez –quizá porque por primera vez tuve tiempo para ello- y tuve curiosidad por conocer sus crímenes.

(KERTÉZS, Imre: Sin destino, Acantilado, pag. 86-87)

PREGUNTAS:

  1. ¿Qué “crímenes” han cometido los presos del campo?
  2. El protagonista de la historia no se ha dado todavía cuenta de un hecho fundamental del campo relacionado con los prisioneros. ¿Qué va a suceder con él en poco tiempo?

 

Anuncios