COMANDANTE DE AUSCHWITZ: TODO ES POSIBLE EN AUSCHWITZ

Posted on 9 mayo, 2012

0


Podría pensarse que la similitud de destinos y sufrimientos creaba entre los presos lazos indestructibles; nada más lejos de la realidad.

El egoísmo feroz no se manifiesta en parte alguna con más brutalidad que en la prisión. El instinto de conservación incita a los hombres a adoptar una actitud tanto más egoísta cuanto más dura es su vida.

Incluso personas que a diario se habían revelado benevolentes y caritativas, bajo las duras condiciones de reclusión tiranizaban a sus compañeros de infortunio cuando eso les ofrecía la posibilidad de mejorar, por poco que fuera, su propia suerte.

(…)

¿Qué por qué reclusos privilegiados y Kapos actuaban así contra los demás detenidos? Sólo para hacerse valer ante los guardianes y vigilantes alentados por el mismo espíritu. Esperaban obtener ciertas ventajas y hacer más agradable su vida mostrándose aptos para sus tareas, aunque fuera a costa de los demás detenidos.

La posibilidad de actuar así les venía dada por guardianes y vigilantes, que permanecían indiferentes ante sus maniobras y no querían tomarse la molestia de intervenir. Éstos llegaban incluso a aprobar su conducta, los incitaban a la brutalidad, gozaban satánicamente cuando lograban enfrentar a unos presos contra otros.

(…)

¿Cómo influían las condiciones de vida en el campo de Auschwitz sobre las diversas categorías de internados?

Para los alemanes, súbditos del Reich de todas las categorías, no había problemas. Ocupaban, casi sin excepción, todos los puestos de “responsabilidad”, suficientemente elevados para brindarles la posibilidad de satisfacer todas sus necesidades materiales. Lo que no podían obtener por vía legal, se lo procuraban de otra manera. Por otra parte, ese privilegio se extendía, en Auschwitz a todos los representantes de la administración, cualesquiera que fueran su nacionalidad o su “triángulo”. Sólo de la inteligencia, la audacia y la falta de escrúpulos dependía el éxito. Nunca faltaban oportunidades.

Desde el momento en que se emprendióla Acciónjudía no existía prácticamente nada que no se pudiera conseguir de una manera u otra. En este sentido, los Kapos que ejercían funciones elevadas gozaban, además, de impunidad.

(…) Los médicos solían decirme que las luchas de poder eran especialmente violentas en la enfermería. Lo mismo ocurría en la oficina encargada de la distribución de mano de obra. Éstos eran los puntos clave del campo de concentración. Quienes se apoderaran de ellos eran los amos: podían colocar a amigos; librarse de aquellos que tenían la desgracia de no caerles en gracia, o incluso de liquidarlos. En Auschwitz, todo era posible.

Esas luchas políticas por el poder no se desataban sólo entre los reclusos polacos de Auschwitz. Había adversarios políticos en todos los campos y de todas las nacionalidades. Incluso los rojos españoles internados en Mauthausen se dividieron en dos grupos fuertemente hostiles. (…)

En los campos de concentración, la propia administración sostiene y fomenta esas rivalidades, llegando hasta introducir discrepancias raciales y de categorías, además de las políticas. De esta manera se trataba de impedir una cohesión demasiado estrecha entre los reclusos que, de prosperar, no le hubiera permitido dominar a esos millares de presos. La antigua máxima del Imperio británico, “¡Divide y vencerás!”, también era válida para la dirección de un campo de concentración.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, pag.106-113)

PREGUNTAS:

  1. ¿Cómo era la actitud habitual de los presos según Höss? ¿Por qué crees que recalca la naturaleza sádica y poco solidaria de muchos presos?
  2. Sin embargo, a lo largo del texto a Höss “se le escapa” el verdadero motivo de las rivalidades dentro del campo, ¿cuál es? ¿De quién sería por lo tanto la culpa de las crueldades cometidas por determinados presos privilegiados contra los otros presos, de ellos o de las autoridades que lo fomentan? Reflexiona sobre esta cuestión.
  3. ¿Cuál era según Höss el verdadero objetivo por el que se procuraba dividir y enfrentar a los presos entre sí, favoreciendo a unos y perjudicando a otros? ¿Lo consiguieron?
  4. ¿Con qué métodos se favorecía a unos “privilegiados” de entre los presos? Explica por qué eran tan importantes para los presos el control de la enfermería y de la oficina de colocación de la mano de obra.
  5. ¿Por qué afirma que desde que comenzóla Acciónjudía, “no existía prácticamente nada que no se pudiera conseguir de una manera u otra” en el campo? ¿De dónde procederían esos objetos que favorecían a los Kapos y sus secuaces?
Anuncios
Etiquetado: ,