COMANDANTE DE AUSCHWITZ: LLEGADA DE LOS PRIMEROS CONVOYES

Posted on 14 mayo, 2012

0



En la primavera de 1942, llegaron de la alta Silesia los primeros convoyes de judíos destinados a ser exterminados sin excepción.

Les hicieron cruzar las alambradas y los llevaron a una finca transformada en Búnker, al otro lado de los terrenos donde después se elevarían las construcciones del campo II. Al frente iban Aumeier, Palitzsch y algunos jefes de compañía, conversando con ellos de la manera más anodina. Para no despertar sospechas, los interrogaban sobre sus aptitudes y profesiones. Llegados a la finca, recibieron la orden de desnudarse y entrar en las cámaras donde serían desinfectados. Conservaron una calma perfecta hasta el momento en que algunos de ellos, de pronto asaltados por la sospecha, empezaron a hablar de asfixia y exterminio. Enseguida se apoderó del convoy una especie de pánico, que fue rápidamente controlado: los que todavía permanecían en el exterior fueron empujados a la cámara y las puertas se cerraron con llave. Al llegar los siguientes convoyes se buscó entre los detenidos a los desconfiados y se los controló de cerca. En cuanto surgía alguna inquietud, se cogía discretamente a los perturbadores, se los llevaba detrás de la cabaña y allí se los mataba con carabinas de pequeño calibre, para que los demás no oyeran las detonaciones.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, pag. 142)

PREGUNTAS:

  1. ¿Con qué métodos se evitaba incidentes durante el transporte de los prisioneros a las cámaras de gas?
  2. ¿Quiénes fueron los primeros judíos en ser exterminados en las cámaras de gas?
  3. ¿Por qué crees que Höss está tan bien informado sobre cómo se desarrollaron los acontecimientos?
Anuncios