COMANDANTE DE AUSCHWITZ: SONDERKOMMANDO

Posted on 20 mayo, 2012

0



Por otra parte, la presencia del “comando especial” y la actitud de sus miembros estaban destinadas a tranquilizar a preocupados y suspicaces; enseguida se calmaban, sobre todo cuando algunos hombres del comando especial entraban con ellos en las cámaras y se quedaban allí hasta el último momento, con un SS a la puerta.

Lo más importante era mantener una calma lo más completa posible durante toda la operación de llegada y desnudamiento. ¡Sobre todo, nada de gritos, nada de agitación! Si alguien no quería desnudarse, correspondía a los que ya lo habían hecho o a los hombres del comando acudir en su ayuda. Con buenas palabras, hasta los más recalcitrantes se tranquilizaban y se quitaban las ropas. Los detenidos del comando especial trataban de acelerar el ritual, para que las víctimas no tuvieran tiempo de reflexionar.

Había algo de extraño en esa participación activa y afanosa de los hombres del Sonderkommando en la operación de desnudamiento e introducción de los condenados en las cámaras de gas. Nunca vi ni oí que ninguno de ellos dijera una sola palabra a las víctimas sobre la suerte que les esperaba. Muy al contrario: trataban, por todos los medios, de tranquilizar a quienes sospechaban algo. Si bien los condenados tenían sus buenas razones para no confiar en los SS, era lógico que depositaran toda su confianza en hombres de su propia raza. Debo aclarar que, para favorecer un buen entendimiento, los comandos especiales estaban formados exclusivamente por judíos de los países de donde provenían los condenados.

Esos judíos querían conocer detalles sobre la vida en Auschwitz y hacían preguntas relativas, sobre todo, a la suerte que habían corrido amigos o parientes llegados en convoyes anteriores. Resultaba interesante observar la maestría que los hombres del comando especial desplegaban para mentirles, la fuerza de convicción y los gestos con que subrayaban sus afirmaciones.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, pag. 142-143)

PREGUNTA:

1. ¿Cuál era una de las funciones principales de los Sonderkommandos o “comandos especiales”? ¿Cómo lo conseguían?

Anuncios