COMANDANTE DE AUSCHWITZ: REORIENTACIÓN DE LOS CAMPOS

Posted on 21 mayo, 2012

0



Antes de la guerra, los campos de concentración sólo habían servido para consolidar la seguridad del Estado. Sin embargo, desde el principio de las hostilidades, el Reichsführer les asignó un papel totalmente distinto: eran el medio para obtener la mano de obra necesaria. Cada preso debía servir a las necesidades de la guerra y transformarse, en la medida de lo posible, en obrero del armamento, de la misma manera que cada comandante debía explotar su campo con ese único fin.

Según la voluntad del Reichsführer, Auschwitz estaba destinado a ser una inmensa central de material de guerra accionada por los deportados. Las indicaciones que nos dio cuando nos visitó en marzo de 1941 eran los bastante precisas. No se trataba ya de ensanchar el antiguo campo para recibir a 30.000 reclusos; había que crear un campo nuevo con capacidad para 100.000 prisioneros de guerra y tener a 10.000 presos disponibles para la fábrica Buna. Eran cifras nuevas en la historia de los campos de concentración pues, en esa época, un campo que albergara a 10.000 presos era ya algo descomunal.(…)

Cuando servía en las SS y bajo las órdenes del Reichsführer, aprendí a no dejarme impresionar por nada. Sin embargo, me sorprendió el tono duro e implacable con que Himmler exigía la ejecución inmediata de sus nuevas instrucciones. El propio Glücks estaba asombrado. Yo sería el único responsable de todo. Me encargaban que hiciera surgir de la nada, en el menor tiempo posible, algo inmenso, colosal. Sabía, por experiencia, que no podía contar con ninguna ayuda significativa por parte de las autoridades superiores, y había aprendido a conocer en gran medida el valor de mis “colaboradores”.

(…)

Ahora bien: como ya he dicho, eran ellos quienes dirigían el campo, quienes formaban a los Kapos, desde los jefes de compañía hasta los últimos escribientes; ellos enseñaban cómo tratar a los internados. Yo no disponía de recurso alguno contra su resistencia pasiva; sólo quien ha trabajado durante años en un campo puede comprenderme.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, 2009, pag. 105-106)

PREGUNTAS:

  1. ¿Qué función productiva tenían los campos de  concentración?
  2. ¿Cómo eran las condiciones de trabajo en los  campos de concentración? Averigua qué es lo que se designaba con el nombre  de “exterminio por el trabajo”
  3. ¿En quién hace recaer Höss toda la responsabilidad sobre la dureza y las condiciones de trabajo de los campos  de concentración? ¿En qué argumentos se escuda Höss para no asumir la responsabilidad en este hecho?

Anuncios
Etiquetado: , ,