COMANDANTE DE AUSCHWITZ: OFICINA DE ASUNTOS JUDÍOS

Posted on 31 mayo, 2012

0



La actitud dela Oficina de Asuntos Judíos, representada por Eichmann y Günther, era perfectamente clara: todos los judíos debían ser exterminados, tal como Himmler había ordenado en el verano de 1941. Se levantaron serias objeciones cuando el propio Himmler, a propuesta de Pohl, dio la orden de seleccionar a judíos aptos para el trabajo.

La Dirección General de Seguridad abogaba por el exterminio total de los judíos. Para ella, la creación de cada nuevo campo de trabajo, la asignación de cada nuevo millar de judíos a las necesidades de la industria, implicaban el peligro de una nueva liberación y brindaban a los judíos la esperanza de salvar su vida gracias a algún azar feliz. Ninguna oficina estaba tan interesada como ésta, que era portavoz de la Dirección General de Seguridad, en el aumento de la mortandad entre los judíos.

Pohl, por el contrario, seguía órdenes del Reichführer para alimentar la industria del armamento con el mayor número posible de reclusos. Por lo tanto, asignaba la mayor importancia al aumento de reclusos a su disposición, aunque se tratase de judíos aptos para el trabajo escogidos en los convoyes enviados al exterminio. Concedía gran importancia, aunque en vano, a la conservación de esa mano de obra.

(HÖSS, Rudolf: Yo, comandante de Auschwitz, Ediciones B, pag. 156)

PREGUNTAS:

  1. Desde las autoridades superiores a Höss, ¿de qué dos maneras distintas se afrontaba la “cuestión judía”? ¿Quién defendía cada una de esas posiciones? Explica brevemente quiénes eran y qué funciones tenían dentro del estado nazi cada uno de estos personajes.
  2. ¿Qué visión da Höss sobre Eichmann a partir de las conversaciones privadas que mantuvieron?
Anuncios