DOCTORES DEL INFIERNO: EL HORROR DEL BARRACÓN 46 DE BUCHENWALD

Posted on 5 junio, 2012

0



[Testimonio de Eugen Kogon, prisionero de Buchenwald, durante el proceso médico perteneciente a los juicios de Nuremberg]:

[…] En el campo todo el mundo sabía que el barracón 46 era un sitio temible. Muy pocas personas en el campo tenían una idea exacta de lo que pasaba en el barracón 46. El miedo se apoderaba de todo aquél que tenía que relacionarse de algún modo con ese barracón. Si se elegía a gente y se la llevaba del barracón 46 a la enfermería, sabían que la cosa era fatal. El horror indecible que rodeaba a ese barracón empeoraba aún más las cosas. (…)

Aparte de esto, en el campo se sabía que el Kapo Arthur Dietzsch imponía una disciplina férrea en el barracón 46. Allí mandaba el látigo. Todo el que iba al barracón 46 como sujeto de experimentación no sólo esperaba, por tanto, la muerte, y en ciertas circunstancias una muerte muy larga y penosa, sino también ser torturado y sufrir la privación completa de los últimos vestigios de su libertad personal.

(SPITZ, Vivien: Doctores del Infierno, Tempus, 2009, pag. 241)

PREGUNTAS:

  1. ¿Por qué era temible el barracón 46?
  2. En el lager, la enfermería no siempre es sinónimo de un lugar seguro donde poder recuperarse de las dolencias. ¿Por qué?
  3. ¿Quiénes eran los Kapos?
  4. Las condiciones en que un recluso pasaba su internamiento en un campo dependían en gran manera del tipo de Kapo al que la suerte lo había unido. Explica esta afirmación haciendo referencia al caso del Kapo Arthur Dietzsche.
Anuncios