SONDERKOMMANDO: LA SOPA EN MELK

Posted on 17 agosto, 2012

0



Cuando salíamos del campo, recibíamos una especie de té, sin azúcar, claro está, cuya única cualidad era estar caliente. Hacia las once y media, un kapo tocaba la hora de la sopa: una sopa de coles con mondaduras de patata. El que servía la sopa nunca mezclaba, de modo que los primeros sólo recibían agua. Nadie quería pasar al principio. Pero no teníamos, forzosamente, más remedio.

(SHLOMO VENEZIA: Sonderkommando, RBA, 2010, pag. 157)

PREGUNTAS:

1. ¿Qué tipo de comida recibían los prisioneros?

2. ¿Era suficiente esta comida para su mantenimiento? ¿Cuál era la consecuencia?

Anuncios
Etiquetado: , , ,