DESDE AQUELLA OSCURIDAD: FRANCIZEK ZABECKI, SUPERVISOR FERROVIARIO DE TREBLINKA

Posted on 4 noviembre, 2012

0



Cuando llegó el primer tren (eran las 9.30), lo pudimos oír desde lejos. No por el ruido del propio tren, sino por los gritos de la gente y los disparos.

Había centinelas sentados en el techo de los vagones, con las mangas arremangadas y sosteniendo sus armas. Tenían aspecto de haber matado, como si se hubieran manchado las manos de sangre y se las hubieran lavado antes de llegar. El tren estaba abarrotado; increíblemente repleto. Era un día caluroso, pero, de modo desconcertante, la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de los vagones era tal, que se formó una especie de niebla en torno al tren. En cada vagón había cifras escritas a tiza (ya conoce a los alemanes y su afición metódica), y por eso sé la cantidad exacta de personas que se asesinó en Treblinka. La cifra entre un vagón y otro variaba de ciento cincuenta a ciento ochenta. No sabíamos qué sucedía, pero empezamos a anotar las cifras aquel primer día y no dejamos de hacerlo durante un año, hasta que se acabó. El tren había salido de Varsovia la noche anterior; había viajado prácticamente durante doce horas… al menos ése era el tiempo que la gente había pasado en él. Normalmente, el viaje lleva dos horas.

Se decía a la gente de los trenes que les llevaban a trabajar en granjas o fábricas, pero a nosotros no nos lo parecía. Sacamos nuestras propias conclusiones: un transporte vigilado tan estrechamente, con todo aquel tiroteo…

(…) Nos habían advertido que los accesos al campo estaban prohibidos y fuertemente vigilados. Sin embargo, había una especie de senda que recorría el perímetro del campo; había cultivos de los campesinos alrededor y… oh, sí … siguieron trabajando en sus campos a lo largo de la existencia del campo. Así que tampoco estaba tan prohibido o vigilado, nunca vi a un solo guardia.

(SERENY, Gitta: Desde aquella oscuridad. Conversaciones con el verdugo: Franz Stangl comandante de Treblinka, Edhasa, 2009, pag. 216-217)

PREGUNTAS:

1. ¿Cómo se pudo establecer la cifra aproximada de las víctimas de Treblinka?

2. ¿Sabía la población local el uso que se daba al campo de Treblinka? Para contestar analiza el último párrafo.

Anuncios
Etiquetado: , ,