DESDE AQUELLA OSCURIDAD: LA EUTANASIA Y LA IGLESIA CATÓLICA

Posted on 19 noviembre, 2012

0



Cuando llegué, la madre superiora, a la que tenía que ver, estaba en el pabellón con el sacerdote y me condujeron a verla.

Hablamos un momento y luego señaló a un niño (bueno, parecía una criatura) que yacía en un cesto. “¿Sabe qué edad tiene?”, preguntó. Yo dije que no, ¿qué edad tenía? “Dieciséis años –dijo ella-. Parece que tenga cinco, ¿verdad? Nunca jamás va a cambiar. Pero le rechazaron –la monja se refería a la comisión médica-. ¿Cómo puede ser que no lo aceptaran?”, dijo. Y el sacerdote que estaba junto a ella asentía firmemente. “Mírele, prosiguió ella. No sirve para él ni para nadie. ¿Cómo pudieron rehusar librarle de esta desgracia?” Aquello realmente me conmocionó –dijo Stangl-. Se trataba de una monja católica, una madre superiora, y un sacerdote. Y creían que estaba bien: ¿Quién era yo entonces para dudar de lo que se hacía?

(SERENY, Gitta: Desde aquella oscuridad. Conversaciones con el verdugo: Franz Stangl comandante de Treblinka, Edhasa, 2009, pag. 81-82)

PREGUNTAS:

1. ¿A qué hacen referencia los religiosos cuando se lamentan de que rehusaran “librarle de esta desgracia”? Explica cuándo y dónde se realizó este programa.

2. ¿Por qué crees que Stangl utiliza este episodio de los dos religiosos cuando trata de justificar su actuación de esa época?

Anuncios