DESDE AQUELLA OSCURIDAD: LAS JUSTIFICACIONES DE SIEMPRE

Posted on 25 noviembre, 2012

0



En cuanto nos dejaron solos, se puso a rebatir varias acusaciones hechas durante el juicio. Los argumentos, la fraseología, incluso las palabras que utilizaba me resultaron insidiosamente familiares; eran las mismas que se habían utilizado en tantos otros juicios por crímenes nazis: no había hecho nada malo; siempre había otros por encima de él; no había hecho más que obedecer órdenes; jamás había lastimado a un solo ser humano. Lo que había sucedido era una tragedia bélica y –tristemente- hay tragedias bélicas en todas partes: “Mire Katyn –dijo-, mire Dresde, Hiroshima y ahora Vietnam”. Estaba dolido, así es, dolido por el joven teniente americano que, al igual que él, no había hecho más que obedecer órdenes en Mai Lai y le tocaba ahora pagar el pato.

(SERENY, Gitta: Desde aquella oscuridad. Conversaciones con el verdugo: Franz Stangl comandante de Treblinka, Edhasa, 2009, pag. 29)

PREGUNTAS:

1. ¿Cuáles son las explicaciones que ofrece Stangl para justificar su inocencia?

2. Explica a qué se hace referencia en el texto con Katyn, Dresde, HIroshima y Mai Lai.

Anuncios
Etiquetado: ,