DIARIO DE HÉLÈNE BERR: PRESENTIMIENTO DE LA MUERTE

Posted on 6 diciembre, 2012

0



(La autora del diario, una joven judía de Paris, reflexiona sobre la posibilidad de ser deportada y morir. En marzo de 1944, pocos meses después de esta anotación en su diario, sería enviada a Bergen Belsen y de allí a Auschwitz, de donde no regresaría)

Lunes 25 de octubre de 1943

Antiguas guardianas rellenado una fosa común (1945). Fuente: Yad Vashem

Pienso en la historia, en el porvenir. En cuando todos estemos muertos. Es tan corta la vida, y tan preciosa. Y ahora, a mi alrededor, la veo despilfarrada sin motivo, criminal o inútilmente, ¿en qué basarse? Todo pierde sentido cuando afrontas la muerte a cada instante. (…) (pag. 177)

Miércoles 27 de octubre

Cuando escribo “desaparecer” no pienso en mi muerte, porque quiero vivir; siempre que esté en mi mano. Hasta deportada pensaría constantemente en volver. Si Dios no me quita la vida, y si, lo que sería muy malvado, y la evidencia de una voluntad no ya divina, sino del mal humano, los hombres no me la arrebatan.

Si esto ocurriera, si estas líneas son leídas, se verá claro que esperaba mi destino; no que los haya aceptado de antemano, porque no sé hasta qué punto puede llegar mi resistencia física y moral bajo el peso de la realidad, sino que me lo esperaba.

Y quizá el que lea estas líneas tendrá también una conmoción en este momento preciso, como siempre la he tenido yo leyendo en un autor muerto hace mucho una alusión a su muerte.

(BERR, Hélène: Diario, Anagrama, pag. 185-186)

Anuncios
Etiquetado: , ,