EL PIANISTA DEL GUETO DE VARSOVIA: AUSCHWITZ

Posted on 24 enero, 2013

0



HOSENFELDVarsovia, 17 de abril de 1942
Algunos polacos de Zakopane no entregaron sus esquís. Se registraron las casas y doscientos cuarenta hombres fueron enviados a Auschwitz, el temido campo de concentración del este. En él la Gestapo tortura la gente hasta matarla. Condujeron a los infortunados a una celda y acabaron con ellos gaseándolos. La gente es golpeada salvajemente durante los interrogatorios. Y hay celdas de tortura especiales; por ejemplo, una en la que la víctima, atada por las manos y los brazos a un poste que luego se levanta, permanece colgada hasta quedar inconsciente. También ponen a la víctima en un cajón en el que sólo cabe en cuclillas, y la dejan allí hasta que pierde la conciencia. ¿Qué otras cosas diabólicas han ideado? ¿Cuántos inocentes hay en sus prisiones? La comida escasea cada día más; el hambre crece en Varsovia.
Diario del capitán Wilm Hosenfeld en Wladyslaw Szpilman: El pianista del gueto de Varsovia, Turpial y Amaranto, Madrid, 2000 (pag. 195-196)

PREGUNTA:

1. ¿Qué demuestra este testimonio sobre el conocimiento que los alemanes tenían de lo que ocurría en los campos de concentración? Date cuenta que el testimonio es de abril de 1942.

Anuncios