DIARIO DE UN DESESPERADO: PERSECUCIÓN SIN SENTIDO. LA IRA DEL FÜHRER

Posted on 10 marzo, 2013

0



DKRISTALLNACHT BREMENiciembre de 1938

En vano me rompo la cabeza buscando el sentido de esta persecución de los judíos organizada por Goebbels, que en el mismo instante en que el régimen necesita urgentemente la paz despierta el mortal enemistad de todo el orbe y à longue vue hace la guerra inevitable. No encuentro ningún motivo, ni siquiera cuando me esfuerzo por moverme en las coordenadas mentales del hitlerismo. El hecho de que los dictadores tengan que organizar para las masas, para que las simpatías de la canalla no se enfríen, unos fuegos artificiales cada cinco meses… (…)si no fuera porque con ellos Hitler invoca la guerra, y tiene que evitarla si no quiere cavar su propia tumba. He hablado con L., un diligente funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores, que sencillamente se ha reído de mis complicaadas elucubraciones y lo explica todo… por un repentino acceso de ira de Hitler, que ahora juega a Artajerjes y, de pronto, cuando no se obedece enseguida su voluntad, empieza a rugir, se arroja al suelo y muerde las alfombras.

(BECK, Friedrich: Diario de un desesperado, Minúscula, pag. 82-83)

Anuncios