UNA MUJER EN BIRKENAU: CAMINO DEL CREMATORIO

Posted on 27 octubre, 2013

0



BIRKENAU CADAVERESMientras en la pradera adyacente al campo prosigue la rutina de la formación general, se abren las puertas del bloque 25. Unos camiones se colocan justo a su lado y bajan la puerta trasera. Unas criaturas desvaídas con miradas ausentes y pies tambaleantes salen del bloque. Han esperado la llegada de este momento durante sus últimos días de sufrimiento. Inertes y obedientes se suben al camión y se colocan una al lado de la otra, sin dejar huecos. Quizá allí, en el crematorio, se despierte en ellas en el último segundo de su vida el espíritu de la rebelión, pero ya no les servirá de nada. Las paredes del crematorio son resistentes, el hierro es más fuerte que la voluntad humana.

Un SS cierra la puerta trasera de golpe y la columna de coches se aleja dejando a un lado la pradera en la que está la formación general. A esta distancia se pueden ver con claridad los rostros de las transportadas. A veces se ve cómo en el camión alguien levanta la mano para dibujar en el aire un último adiós, una señal que tú interpretas como una llamada inquietante a seguir sus pasos.

Esta columna lúgubre que se dirige al crematorio ha cruzado la puerta del campo varias veces antes de que el bloque 25 se vacíe del todo. En la última vuelta se han llevado a las prisioneras más débiles que no podían sostenerse en pie por sus propias fuerzas. Las han arrojado en los camiones como troncos de árbol, amontonándolas una encima de otra, hasta llenar el espacio de carga del vehículo. Cuando el camión va rápido, los cuerpos inertes colocados justo encima se mueven con cada sacudida; las piernas y los brazos demacrados se levantan y caen rítmicamente, ondean sobre las filas de mujeres que aguardan de pie, sobre la alambrada que cruzan y el camino que recorren por última vez.

Casi siempre las que van hacia la muerte llevan unos pantalones verdes de la infantería soviética, desgarrados, manchados de excrementos y de sangre a causa de la disentería. Éste es el uniforme que en el campo se da a las prisioneras judías. Los uniformes del ejército soviético sirven para vestir a las condenadas a muerte.

(Seweryna Szamaglewska, Una mujer en Birkenau, Alba Editores, pag. 168-169)

Preguntas:

1. ¿Cuál era teóricamente la finalidad del block 25?

2. ¿A qué se debía la situación de extrema debilidad de los prisioneros de este block?

3. ¿A dónde se dirigen los transportes en camión?

Anuncios