HITLER, LOS ALEMANES Y LA SOLUCIÓN FINAL: LA IMPORTANCIA DEL WARTHEGAU

Posted on 19 febrero, 2014

0


Warthegau limpieza étnicaEl Warthegau –oficialmente la “Reichsgau Wartheland”, con su capital en Posen (Poznan)- era la mayor de las tres áreas del oeste de Polonia anexionadas al Reich alemán después de la derrota de Polonia en 1939. Esta zona jugó un papel crucial en la génesis de la Solución Final. Algunas de las primeras deportaciones de judíos tuvieron lugar desde el Warthegau. El primer gran gueto se estableció en el territorio del Warthegau, en Lodz (que los nazis rebautizaron como Litzmannstadt). En el otoño de 1941, los primeros judíos alemanes en ser deportados, encabezando el proceso de criba de la población judía europea, fueron despachados hacia el Warthegau. La posibilidad de liquidar judíos encerrados en guetos ya había sido planteada por vez primera en el verano de 1941 por los líderes nazis del Warthegau. Las primeras unidades móviles de gasificación desplegadas contra los judíos se pusieron en marcha en el Warthegau durante los últimos meses de 1941. y el asesinato sistemático de judíos se inició a primeros de diciembre de 1941 en el primer campo de exterminio –“furgones de gasificación”, de hecho- establecido en Chelmno, sobre el Ner, en el Warthegau.

(…)

Centrarse en el Warthegau como escenariReichsgau_Wartheland_(Karte)o de la génesis de la Solución Final puede, sin embargo, contribuir a encontrar la respuesta a las preguntas que han dominado el debate intelectual sobre el surgimiento del genocidio sistemático: cómo y cuándo surgió la decisión de borrar a los judíos de Europa, (…); cuál fue el papel desempeñado por Hitler en el cambio hacia una política de genocidio descarado; y si la Solución Final fue resultado de una única orden o de un conjunto de directivas emitidas desde Berlín como culminación de un “programa” concebido tiempo atrás por la dirección nazi, o se desplegó de forma improvisada y por etapas, instigada por “iniciativas locales” de jefes regionales nazis, improvisada como respuesta a las dificultades logísticas que había generado un “problema judío”, y sólo consolidándose gradualmente hasta convertirse en un “programa” de genocidio a gran escala.

(Ian Kershaw: Hitler, los alemanes y la solución final, La Esfera de los libros, 2009, pags. 111 a 113)

Etiquetado: , ,