HITLER, LOS ALEMANES Y LA SOLUCIÓN FINAL: EL PROBLEMA DEL CONCEPTO “HOLOCAUSTO”

Posted on 15 marzo, 2014

0


YAD VASHEMExplicar el Holocausto lleva al historiador hasta los límites de su principal tarea de proporcionar una explicación racional a sucesos históricos complejos. La simple formulación de la pregunta de cómo un Estado moderno altamente culturizado y económicamente avanzado pudo “llevar a cabo el asesinato sistemático de todo un pueblo sin otra razón que el ser judíos” sugiere una escala de irracionalidad apenas accesible a la comprensión histórica. El mismo término “Holocausto”, que adquirió su aplicación específica al exterminio de los judíos sólo a finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, cuando acabó adoptándose (inicialmente por autores judíos) en preferencia al término exactamente descriptivo de “genocidio”, implica la casi sagrada singularidad de unos sucesos terribles que ejemplifican el mal absoluto, de un destino específicamente judío que se mantiene aparte del proceso histórico normal, “un suceso misterioso, un milagro invertido, por así decirlo, un suceso de significación religiosa en el sentido de que no es resultado de la mano del hombre tal y como el término se entiende normalmente”.

La “mistificación” y la escatología religioso-cultural que algunos autores han incorporado al término “Holocausto” no ha facilitado la tarea de los historiadores judíos en un tema, comprensible y justificadamente, “cargado de pasión y enjuiciamiento moral”. Dada la tremenda emotiva naturaleza del problema, los historiadores no judíos se enfrentan posiblemente a dificultades mayores aún en su intento de encontrar el lenguaje sensible y adecuado al horror de Auschwitz. La sensibilidad del problema es tal, que la s reacciones y las contra reacciones acaloradas pueden surgir con gran facilidad de cualquier palabra o frase fuera de lugar o malinterpretada.

La perspectiva de los historiadores no judíos es, sin embargo, inevitablemente distinta a la de los historiadores judíos.

(Ian Kershaw: Hitler, los alemanes y la solución final, La Esfera de los libros, 2009, pags. 383-384)