CONVERSACIONES CON UN VERDUGO: GROSSAKTION. DIA 3

Posted on 1 septiembre, 2014

0


STROOP Y JUDÍO– Al día siguiente, el Miércoles Santo, atacamos de nuevo  los mismos edificios, desde la mañana, pero conseguimos limpiar de infrahombres sólo una parte del complejo. Allí no había una docena, sino cerca de setenta búnkeres. Los combates fueron encarnizados. El enemigo nos atacaba con granadas, minas, cócteles molotov y fuego de pistolas. Los judíos, ágiles como panteras, se pasaban de un escondite a otro. Tengo que reconocer que disponían de excelentes métodos de señalización, comunicación y que se movían por las alcantarillas como ratas. Al final, nuestros zapadores hicieron saltar por los aires varios puntos de defensa, de paso y de encuentro. Prendimos fuego a todo el complejo de edificios. ¡Conseguimos echar a  los judíos a base de llamas, calor y humo! ¡No se puede imaginar usted cómo gritaban mientras se freían y se ahumaban! ¡Con qué ganas se rendían! A decir verdad, algunos prefirieron suicidarse, pero desalojamos al resto y… ¡directamente a los vagones, a Treblinka!

(Kazimierz Moczarski: Conversaciones con un verdugo. En la celda del teniente general de la SS Jürgen Stroop. Alba Editores, 2008, pag.230)