CONVERSACIONES CON UN VERDUGO: UN HOMBRE MEDIOCRE

Posted on 7 septiembre, 2014

0


StroopEra asombroso lo bien que se acordaba Stroop de los detalles de la Gran acción. Podía decir sin dificultad las fechas y las horas de cada acontecimiento, recitar de memoria el número de judíos capturados o muertos o dar los datos de los efectivos alemanes empleados, etc. en lo relativo al gueto tenía un memoria prodigiosa. En una ocasión me dijo:

– Muchos detalles de mi vida han quedado borrados. Está claro que no tengo una sesera especialmente brillante. He sido siempre un hombre mediocre. En la escuela y también en los cursillos siempre tuve que empollar y, más tarde, ya de mayor, tenía que anotarlo todo. Hoy soy incapaz de aprenderme los colores en polaco y recitarlos de carrerilla sin equivocarme. Sin embargo, en cuanto a mis experiencias de abril de 1943, mi memoria es veloz como un rayo, a cualquier hora del día. Es como si llevase el informe sobre la liquidación del gueto de Varsovia impreso en mi cabeza; como si pudiera leerlo en mi interior página a página. El trance que viví dejó grabadas en mi memoria para siempre las experiencias de aquellos días.

(Kazimierz Moczarski: Conversaciones con un verdugo. En la celda del teniente general de la SS Jürgen Stroop. Alba Editores, 2008, pag.245)

Etiquetado: ,