CONVERSACIONES CON UN VERDUGO: KONZENTRATIONSLAGER WARCHAU

Posted on 2 octubre, 2014

0


VARSOVIA PRISIONEROSCuando hablamos de sus estancia en Polonia en 1943, le pregunté a Stroop en qué medida se había ocupado de las operaciones militares en el gueto después de la voladura de la Gran Sinagoga, es decir, después del 16 de mayo.

(…)

“Paralelamente a la operación militar hacíamos trabajos de limpieza con el fin de preparar los terrenos del antiguo gueto para las necesidades actuales y futuras. Yo ponía hincapié, sobre todo, en el futuro, en las labores preparatorias, lentas pero tenaces, que debían concluir con la construcción de un barrio modélico basado en los conceptos arquitectónicos y urbanísticos de los expertos alemanes.

– La Jürgen Stroop Allee –susurré.

– Parece que usted supiera que tenía incluso elegido el tipo de letra y el color de los letreros que se utilizarían para rotular las calles. Pensé en caracteres góticos. Era un entretenimiento agradable más que otra cosa. Para agilizar los trabajos, exigía a mis subordinados que utilizasen todos sus contactos civiles, policiales y militares con tal de conseguir rápidamente los medios técnicos y los prisioneros necesarios para las labores de demolición, construcción y nivelación del antiguo gueto. Lo conseguí, pero sólo en parte. Convertí de inmediato el campo de trabajo, que se situaba en la antigua cárcel militar polaca de la calle de Zamenhof, en un campo de concentración para los judíos de Varsovia, Koncentrationslager Warschau. Ni el doctor Hanh, ni el doctor Kah ni tampoco el gobernador Fischer me ayudaron demasiado, ya que estaban ocupados en resolver la apremiante situación de la sociedad “aria” de Varsovia. Tuve que hablar directamente con Heinrich Himmler; él comprendió y compartió mis planes. Himmler dio una orden especial. Se enviaron judío del Gobierno General y del resto de Europa a Varsovia. El trabajo marchaba bien. La vigilancia del campo recayó en la dirección de la prisión de Pawiak. El campo fue inaugurado oficialmente el 19 de julio de 1943. Más tarde se amplió considerablemente, hasta el punto de que, a finales de 1943 y principios de 1944, trabajaban en él varios miles de especialistas judíos.

– Había también judíos de Grecia en ese campo. –Stroop palideció cuando pronuncié estas palabras-. Cuando usted fue gobernador policial de Grecia envió un contingente de judíos al campo de concentración que había creado en Varsovia. Durante el levantamiento de Varsovia un destacamento del AK, de la jefatura de sabotaje del alto mando del AK en el distrito de Varsovia, liberó el 5 de agosto de 1944 a cerca de cuatrocientos judíos griegos en ese campo.

(…)

-Díganos, por favor, ¿cuántas personas, sobre todo judíos, ordenó usted trasladar a los campos de concentración, entre ellos, al campo que se instaló en el antiguo gueto de Varsovia?

Stroop estaba confuso. Se puso pálido y, con los dedos humedecidos en saliva, empezó a alisarse el pelo de las sienes. Seguía callado. Aproveché la ocasión para decir lo siguiente:

– Mientras usted reinó en Grecia, sus hombres enviaron a Polonia entre diez mil y veinte mil judíos griegos. Nos consta. La mayoría ardió en los crematorios de Oswiecim [Auschwitz] y cerca de dos mil fueron confinados en el Konzentrationslager Warschau; fueron empleados en la limpieza del terreno del antiguo gueto y empezaran a cimentar el nuevo barrio germánico de Varsovia. Ésos fueron los hechos. Puede confirmarlo o negarlo.

Stroop se quedó callado un rato. La expresión de su cara cambió. Miró a la ventana; después, a Schielke y, por último, a mí. Al final, entornando sus ojos de pez azulón, asintió con la cabeza.

(Kazimierz Moczarski: Conversaciones con un verdugo. En la celda del teniente general de la SS Jürgen Stroop. Alba Editores, 2008, pag.302-303, 337)

Pregunta:

1. ¿Por qué Stroop se pone lívido al recordarle que hubo judíos griegos en el campo de concentración de Varsovia? Piensa en que Stroop está pendiente de juicio y en las consecuencias que este dato puede tener para su defensa.

Etiquetado: , ,