Browsing All posts tagged under »Robo«

EN EL CORAZÓN DEL INFIERNO: PREPARACIÓN PARA EL VIAJE

enero 6, 2015

0

Oyes llantos y chillidos.  Circulan rumores procedentes de las profundidades de las barracas que contienen en su interior a los mortalmente aterrorizados judíos que van a viajar. Entra en una de ellas, escuchas… hay un enorme y estruendosos desorden. Cada uno prepara su atado par el viaje únicamente con lo imprescindible. Se visten con todo […]

L’UNIVERS CONCENTRATIONNAIRE: LA ARISTOCRACIA DEL ROBO

mayo 16, 2014

0

La liberté d’action engendrée par ces compromissions entre les  SS et la haute bureaucratie, c’est le vol toléré. Vol des vivres et du tabac. La cuisine devient ainsi un centre actif de tractations intérieures. Mais pour garder quelque apparence, les échanges s’opèrent à la Schreibstube ou au Revier. Vol de colis, le meilleur : friandises, chocolat, […]

UNA MUJER EN BIRKENAU: ACTITUDES ANTE EL EXPOLIO

noviembre 23, 2013

0

Cuando el tren entra en la rampa, algo que sucede por regla general durante la noche, los SS y el Sonderkommando apremian a los judíos para  que se bajen de los vagones, y los obligan a entregar sus pertenencias. Los intentos ingenuos de resistencia terminan mal; esos verdugos borrachos saben lo que tienen que hacer […]

YO FUI ORDENANZA DE LOS SS: VOCABULARIO ESPECIAL. ORGANIZAR

marzo 7, 2012

0

Era necesario comprender asimismo las palabras puestas en circulación por nosotros. Así: “ofensiva” representaba castigos y torturas en general; “desinfección”, gaseamiento o exterminación colectiva; “sport”, tirarse al suelo y avanzar dando saltos (que los españoles habíamos bautizado también, “salto de la rana”); “paseo en el camión fantasma”, ser transportado a un lugar de donde ya […]

YO FUI ORDENANZA DE LOS SS: RAPIÑA DE LOS SS

marzo 4, 2012

0

La entrada de nuevos prisioneros en el campo necesitaba particular atención de nuestra parte. Atención no menos particular que les prodigaban los SS, pero por otros motivos… Los recién llegados eran la presa de los SS y era entonces cuando mejor mostraban sus despiadados sentimientos, sus instintos canallescos, su descarnada vileza. Sí, no existía calificativo […]