MERCEDES NÚÑEZ TARGA: DESTINADA AL CREMATORIO

 

DESTINADA AL CREMATORIOFueron miles los republicanos españoles que sufrieron los campos de concentración debido a su lucha en Europa contra el régimen nazi. Muchas de esas historias son dignas de una novela de aventuras o de una película de acción y suspense. Entre ellas nos encontramos con la de una joven catalana de familia acomodada, militante del partido comunista, voluntariosa en su militancia, dedicada en cuerpo y alma a sus ideales, optimista hasta en los momentos más duros de su cautiverio. Mercedes Núñez Targa vivió sin duda una de estas aventuras vitales difíciles de creer sino estuviera tan precisamente documentada. Y ese es básicamente el espíritu que transmite su obra autobiográfica, Destinada al crematorio, que aquí nos ocupa. En ella la acción, el suspense, como en las mejores entregas de espías, se palpa desde la primera línea. Pero retrocedamos para conocer algo mejor a su protagonista antes de seguir con las precisiones sobre este libro.

Mercedes Núñez formaba parte por nacimiento de la burguesía catalana, aunque su padre era de origen gallego. Su educación, de acuerdo con su origen, se centró en los idiomas (francés e inglés), piano, nociones de comercio… lo suficiente para alcanzar los objetivos que sus progenitores le habían destinado: o un matrimonio ventajoso, o su ingreso en el convento donde su tía era la superiora. Sin embargo, Mercedes mostró desde muy joven su espíritu independiente y decidido. Con dieciséis años (1927) comienza a trabajar en un laboratorio cinematográfico. Participa en diversas asociaciones culturales y deportivas en Barcelona. Durante la República trabaja como secretaria del cónsul de Chile en Barcelona, Pablo Neruda. En abril de 1936, tras la muerte de su padre, decide dar un paso más en su compromiso político afiliándose a las Juventudes Socialistas Unificadas y al PSUC, el partido comunista en Cataluña. Durante la guerra civil permanecerá realizando tareas administrativas en Barcelona. Tras la ocupación franquista recibe su primer encargo de envergadura. A pesar de su juventud e inexperiencia, es encargada de la reorganización clandestina del partido en Galicia. Junto a toda la organización en el norte de España, cae en una redada de la policía en 1940. Después de pasar por varias cárceles gallegas donde es sometida a torturas, es encarcelada en la famosa prisión de Ventas, poco después de la conocida ejecución de las Trece Rosas. Liberada por un error administrativo en 1942, viaja hasta Barcelona donde pasa clandestinamente a Francia. Es ingresada en el campo de concentración para republicanos españoles de Argelès. Consigue salir como trabajadora para una granja y se incorpora a la resistencia francesa en Carcassonne, donde realiza labores de logística y falsificación de documentos junto al conocido resistente Agustí Centelles. Es detenida por la Gestapo junto a otros miembros de la célula española y sometida a nuevas torturas por un oficial alemán, René Bach, ejecutor de varios de sus compañeros. Tras permanecer un tiempo en el fuerte de Romainville, inicia su periplo por los campos de concentración nazis. Brevemente en Sarrebruck y Ravensbrück, antes de ser destinada definitivamente como trabajadora forzada a la fábrica de obuses HASAG cerca de Leipzig. Allí muestra su valor llevando a cabo una serie de sabotajes que a punto están de costarle la vida. Al igual que muchos millones de europeos, sufre el hambre, la enfermedad y el sufrimiento en general del campo de concentración, pero en todo momento mantiene su dignidad y el deseo de luchar esperando la liberación. Esta se produce con las tropas americanas en abril de 1945. Inicia entonces su vuelta a Francia en circunstancia penosas, pues los republicanos españoles no son reconocidos inicialmente por las autoridades francesas. A pesar de su enfermedad y debilidad, testifica en el juicio en Carcassonne contra René Bach, que será condenado a muerte. Finalmente se le reconoce su invalidez MERCEDES NÚÑEZ CARNET DE COMBATIENTE RESISTENCIAproducto de sus sufrimientos en el campo de concentración, y se le hace entrega de las más altas distinciones militares y civiles de la República Francesa: la Legión de Honor,  la Medalla Militar, la Cruz del Combatiente… En 1967 se publica en castellano Cárcel de Ventas, su relato sobre su estancia en las prisiones franquistas. En 1980, su segunda obra El Carretó dels Gossos, en catalán, obra sobre su estancia en los campos nazis y que en su traducción castellana -y tras la sustitución del título-, nos ocupa aquí. Como superviviente, Mercedes siente la necesidad imperiosa de contar lo sucedido: “Escribo porque se tiene que contar, aunque no sepa demasiado, con mi vocabulario empobrecido por el exilio; porque no se trata de hacer obra literaria, sino de decir la verdad. Y eso sí que lo haré.” (pag. 31)

Tal y como ya hemos referido, la obra, bastante breve (unas 120 páginas), es un relato animado y directo sobre la detención del grupo de la resistencia y el destino de Mercedes en los campos de concentración. Desde la primera línea se impone un estilo dinámico, casi propio de una obra de acción, donde los acontecimientos parecen vibrar con la intensidad propia del suspense. Aunque en la obra se insertan algunas reflexiones o anécdotas fuera del hilo principal, este no se pierde en ningún momento manteniendo la intensidad hasta el final. Es por lo tanto una obra de fácil lectura, casi de un tirón se puede hacer, y bastante significativa para aproximarse al mundo concentracionario de los republicanos españoles, por lo que es muy recomendable para aquellos que quieran iniciarse con una obra “fácil” en este tema. Para otros lectores más experimentados en este mundo concentracionario, pueden ser interesantes sus experiencias en la fábrica HASAG y sus percepciones sobre el pueblo alemán. Pero sobre todo es la obra sincera de una mujer que combatió el fascismo en España, en Francia y en la propia Alemania, únicamente con su heroísmo, temeridad y nobleza como armas: “Yo he tenido miedo, mucho miedo, e insensateces, también he hecho muchas: he pasado hambre e incluso he tenido deseos de quitarle la comida a una compañera. Todo os lo contaré y no haré trampas” (pag. 32)

El libro incluye varios apéndices con un léxico sobre el universo concentracionario, una sucinta biografía de Mercedes escrita por su hijo, y un álbum fotográfico.

En definitiva, se trata de una obra muy recomendable para cualquier público interesado en este tema, y un sentido homenaje para todos aquellos que arriesgaron su vida en la lucha contra el nazismo.

Mercedes Núñez Targa, Destinada al crematorio. De Argelès a Ravensbrück: las vivencias de una resistente republicana española, Renacimiento, Biblioteca de la memoria, 2011.

Be the first to start a conversation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: